Milanesa a la Napolitana

Milanesa a la Napolitana.

David Luchini

Si viajas a Argentina, por favor, no dejes de probar la milanesa a la napolitana. Se trata de una comida muy rica que es un invento absoluto de ese país sudamericano. Si bien su nombre suena un tanto confuso porque alude a dos regiones de Italia (es parecido a decir Valencia a la Madrid, o Chihuahua a la Monterrey), cuando la pruebes vas a ver que es inconfundible.

La milanesa a la napolitana es un plato que está emparentado a la historia argentina. El país ha sido desde siempre una nación receptora de masas inmigrantes y a comienzos del siglo XX, muchos europeos se instalaron huyendo de las hambrunas, crisis y guerras. Con ellos vino su idioma, su forma de pensar y sus costumbres.

La milanesa a la napolitana es un plato que consiste en una milanesa tapada de queso y tomate. Para ello, debes tomar carne, en general cortes de lomo o nalga y sumergirlos en huevo. Una vez que lo hundiste, debes pasar la carne al pan rallado y tapar completamente la carne.

Cuando la carne está totalmente cubierta de una camisa de pan rallado la debes sumergir en aceite muy caliente. Espera varios minutos hasta que esté bien frita, sácala y ponla en un papel absorbente que retire el aceite sobrante.

Ya cuando la milanesa esté lista debes colocarle una buena loncha de queso por encima y tomate y mandarlo al horno aproximadamente 10 minutos hasta que el queso quede derretido.

La milanesa será crocante por la fritura pero al mismo tiempo suave en su interior. Puedes acompañarla con patatas fritas o puré y algún condimento. Si bien el plato es un poco fuerte cuando no estás acostumbrada a comer tanta carne, es todo un deleite y, aunque no es precisamente un plato “light”, puede venir bien de vez en cuando para darse alguna alegría…

Scroll al inicio