Medicamentos para adelgazar: esta es la lista

El número de medicamentos para adelgazar que hay en el mercado se ha multiplicado en los últimos años. Un fenómeno que se debe a que las tasas de obesidad se han disparado.

En el caso de España, esta tasa era de un 7,7% de la población en 1987, pero en el 2020 ya estaba en el 16%. Cifras que son extrapolables a buena parte del mundo desarrollado. De ahí que recurrir a medicamentos que ayudan en la pérdida de peso se haya convertido en algo habitual.

¿Cómo funcionan los medicamentos para adelgazar?

No todos funcionan igual, pero debe quedar claro que no hay productos milagrosos. La efectividad de estos medicamentos pasa por utilizarlos como complemento de una alimentación sana y variada y un estilo de vida activo en el que el deporte tenga un papel protagonista.

Los medicamentos para adelgazar se dividen en los que se pueden adquirir sin receta médica y aquellos que deben ser prescritos por un facultativo. Y dentro de ellos hay algunos que impiden la absorción de grasas por parte del intestino, mientras que otros contribuyen a regular el apetito.

Los medicamentos para adelgazar más efectivos

La investigación en medicamentos para bajar de peso no deja de avanzar. Están indicados para personas que padecen obesidad o un sobrepeso importante, que son aquellos cuyo IMC (Índice de Masa Corporal) está por encima de 27.

Ozempic o Semaglutida / Liraglutida o Saxenda

Todos estos medicamentos tienen un efecto similar en el organismo, ya que pertenecen al grupo de los miméticos de incretina.

Reproducen en el cuerpo de manera artificial la acción de la hormona incretina. Esta es la que se libera en el organismo tras la ingesta de alimentos y estimula la fabricación de insulina en el páncreas. Como resultado, bajan los niveles de glucosa en sangre y se ralentiza el vaciado de los alimentos que están en el estómago.

Esto contribuye a disminuir los picos de azúcar tras comer y, lo que verdaderamente interesa a efectos de perder peso, es que incrementa la sensación de ansiedad.

Quien toma estos medicamentos nota que su apetito va disminuyendo. Se siente saciado comiendo menos cantidad y esto, lógicamente, contribuye a la pérdida de peso.

Son medicamentos para adelgazar que requieren de receta médica y solo se aconsejan en casos de obesidad o sobrepeso elevado. Se aplican mediante inyección subcutánea, y lo que varía es la administración. Mientras que el Ozempic o Semaglutida se administra una vez por semana, la Liraglutida o Saxenda se administra de forma diaria.

PhenQ

En la lista de los medicamentos para perder peso que no requieren de receta médica destaca PhenQ.

Se trata de un potente quemador de grasa que actúa contra la grasa que ya está instalada en el organismo y bloquea la producción de nueva.

Se compone de ingredientes naturales como:

  • Capsimax. Un concentrado de pimiento rojo que ayuda a incrementar la quema de calorías.
  • Picolinato de cromo. Un mineral que reduce el antojo de alimentos ricos en azúcar y carbohidratos.
  • Cafeína. Que ayuda a transformar el exceso de grasa en energía a través de su intervención en el proceso de termogénesis.
  • Cactus de nopal. Aporta una gran cantidad de fibra y aumenta la sensación de saciedad.
  • Fumarato de L-Carnitina. Un aminoácido que ayuda a convertir el exceso de grasa en energía.

Los medicamentos para adelgazar están demostrando ser muy efectivos, pero requieren que quien los toma asuma un compromiso con su proceso de pérdida de peso y de cuidado de la salud. Porque, sin una dieta sana y ejercicio, este tipo de productos no llegan a ser todo lo efectivos que deberían.

Scroll al inicio