Obesidad infantil. ¿Qué dieta puede hacer un niño con sobrepeso?

Obesidad infantil. ¿Qué dieta puede hacer un niño con sobrepeso?

La obesidad infantil es un problema que ha ido aumentando a lo largo de los años. Basta con mirar un poco a nuestro alrededor para darnos cuenta de que el problema del sobrepeso y la obesidad afecta cada vez más a la infancia. Debemos cuidar la salud de los más pequeños, ya que un niño obeso, será probablemente en el futuro, un adulto obeso.

El problema es que es fácil decirlo, pero no siempre es fácil poner remedio, ya que ¿cómo explicamos a un niño, sin herir sus sentimientos, que no puede comer lo mismo que sus amigos? O sencillamente, ¿por qué no puede comer igual que hasta ahora? La autoestima de un niño es frágil y no debe sentirse “gordo” o diferente al resto de sus hermanos o amigos.

Por otro lado, a la hora de tratar el problema de la obesidad infantil está el tema de la dieta. Este es un asnto bastante controvertido, ya que a estas edades en que el organismo está aún en proceso de desarrollo, salvo casos concretos que deben ser indicados por el pediatra, por obesidad infantil extrema, los niños no deben hacer dietas restrictivas. ¿Qué hacemos entonces?

obesidad-infantil-dieta-sobrepeso
Obesidad infantil. Dieta

Lo mejor es, como ya hemos dicho, no hacer sentir al niño diferente y analizar si la dieta familiar habitual es todo lo apropiada que debería. Seamos sinceros: ¿no abusamos muchas veces de fritos, comida precocinada o comida basura por falta de tiempo? Si queremos que nuestro hijo coma más sano, deberemos comer sano todos (ningún niño va a sentirse bien si le pones un plato de verduras mientras el resto de la familia devora una pizza). Además al modificar el menú familiar, el niño no sentirá que es por su peso, pensará que es lo que se come ahora en casa.

También deberemos evitar tentaciones a nuestro niño: no compraremos chocolate, o lo guardaremos donde no pueda alcanzarlo para que así solo lo coma cuando deba y la cantidad que deba, no tendremos a su alcance productos de bollería, chucherías ni refrescos azucarados.

Los desayunos y meriendas se deberán planificar pues la improvisación y las prisas suelen ser amigas de las chocolatinas y los bollitos.

obesidad-infantil-dieta-sobrepeso
Dieta. Sobrepeso infantil

Aunque el niño no siga una dieta, sí que habrá ciertos alimentos que deberán evitarse hasta normalizar el peso:

  • Leche entera: es mejor pasarse un tiempo a la semidesnatada.
  • Yogures enteros: mejor los descremados.
  • Azúcar.
  • Sal en exceso (siempre es mejor no pasarse con la sal).
  • Cremas de cacao
  • Mantequilla.
  • Mantequilla de cacahuete.
  • Chocolates.
  • Galletas.
  • Paté.
  • Embutidos grasos como salchichón y chorizo.
  • Caramelos, chicles con azúcar, etc
  • Refrescos con azúcar (es mejor acostumbrarle a beber agua, aunque de vez en cuando pueda tomar un refresco sin azúcar).

Por último, recuerda que es importante que los niños realicen ejercicio. No hace falta que le apuntes a alguna actividad deportiva, simplemente jugar a correr, al futbol, a la comba, pueden ser excelentes ejercicios para su edad.

Con todo ello, la obesidad infantil es un problema que debería disminuir.

¿Te interesa este tema? Quizás podría serte de utilidad el artículo: Desayunos saludables para niños

Carolina Rivera Utrera

Scroll al inicio