La dieta del grupo sanguíneo

La dieta grupo sanguíneo

Existe una dieta, un tanto controvertida por su tufillo a pseudociencia, que es la llamada “Dieta del grupo sanguíneo” (también conocida como «Dieta Grupo Sanguíneo«). Esta dieta dice no pretender la pérdida de peso sino la consecución de dos objetivos muy loables:

–       Aprender a alimentarnos de forma saludable.

–       Mejorar nuestra salud a través de la alimentación.

Esto está muy bien, nosotros siempre defenderemos la importancia de una alimentación saludable y equilibrada, el problema surge de la poca base científica del tema, pero debido a que parece ser una dieta basada en recomendar más unos tipos de alimentos sobre otros, creemos que puede resultaros interesante conocer toda la información sobre el tema para decidir por vosotros mismos.

Dieta grupo sanguíneo
Dieta grupo sanguíneo

Origen de la Dieta Grupo Sanguíneo

La idea de la dieta grupo sanguíneo surge de la mano de los investigadores naturistas James y Peter D’Adamo. James D’Adamo, se comenzó a preguntar por qué los tratamientos dietéticos que mandaba a sus pacientes no obtenían siempre el mismo resultado. Comenzó a plantearse la posibilidad de que a determinadas personas unos alimentos les sentaran mejor que  otros y que incluso existieran determinados alimentos que pudieran perjudicar su salud, haciendo que fuera más probable la aparición de enfermedades.

A partir de estas observaciones desarrolló una teoría según la cual, el grupo sanguíneo de cada paciente, sería el determinante del tipo de alimentación recomendado.

Esto se basaría en su teoría de que los grupos sanguíneos se corresponden con diferentes etapas de la evolución de la humanidad y, por tanto, con diferentes tipos de alimentación para cada etapa. Nuestra memoria genética “nos pediría” más un tipo de alimento que otro para mantener nuestra salud y nuestro peso.

Según esto, la dieta del grupo sanguíneo consistiría en la clasificación de alimentos beneficiosos, neutros y desaconsejados para cada uno de los cuatro tipos de grupo sanguíneo (A, B, AB o 0).

También indica qué tipo de actividad física es la más recomendable en cada caso.

En resumen, a pesar de no tratarse de una dieta demasiado restrictiva creemos que le falta rigor científico para respaldar su teoría. Sin embargo, puede resultar curiosa de conocer siempre que no perdamos la objetividad y la perspectiva.

Te aconsejamos otros artículos relacionados con la Dieta Grupo Sanguíneo:

La dieta de los grupos sanguíneos. el grupo AB

La dieta de los grupos sanguíneos: el grupo A

La dieta según el grupo sanguíneo: el grupo B

La dieta de los grupos sanguíneos: el grupo 0

Scroll al inicio