Cocina sana con hornos de vapor

Es una realidad incuestionable que, si algo nos preocupa hoy en día, es la salud, tanto la nuestra como la de aquellos que queremos, y también sabemos que la base de la salud se encuentra en la alimentación: una alimentación equilibrada, que aporte todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita, pero sin que por ello tengamos que renunciar al disfrute de comer.

No debemos olvidar que comer es también un acto social, un momento perfecto para reunirnos con nuestra familia y amigos para disfrutar de nuestras recetas favoritas.

Hasta ahora muchos de nosotros hemos asociado, de forma inconsciente, comida sana con platos a la plancha o hervidos, es decir, recetas insulsas y con poquísimo sabor, ¿por qué no se habla de las ventajas de la cocina al vapor?

La cocina al vapor ha sido, hasta el día de hoy, la gran olvidada a pesar de la gran cantidad de ventajas que tiene y lo beneficiosa que es para la salud.

Los alimentos cocinados mediante esta técnica conservan mejor todos sus nutrientes, incluso las vitaminas, que con otras técnicas de cocinado sufren un mayor riesgo de degradación e inactivación. Además, el sabor original de los alimentos, sus colores y texturas se mantienen.

Por otra parte, hay que destacar que es una cocina muy limpia, y apenas hay que añadir aceite ni otras grasas para que el resultado final sea jugoso, lo cual se traduce en platos más ligeros, con muchas menos calorías y unas digestiones menos pesadas, que benefician sin lugar a dudas a nuestro aparato digestivo.

La gran novedad ha surgido con la posibilidad de cocinar al vapor con los nuevos hornos de vapor. Estos hornos permiten la realización de infinidad de recetas saludables y deliciosas aptas para toda la familia, lo que conlleva un importante ahorro económico y también de tiempo.

horno-vapor-cocina-sana

Así, a la vez que cuidas tu salud y la de los tuyos, mantienes todas las propiedades nutritivas de los alimentos y consigues unos platos con gran sabor y muy poca grasa, además de resultar visualmente muy atractivos, dado que los colores y texturas originales se preservan.

Estos hornos te permiten optimizar el horneado ajustando el nivel de vapor que necesita cada receta y, si piensas que solo se podrán cocinar con esta técnica pescados y verduras, es hora de cambiar de idea.

Con los hornos a vapor puedes cocinar todo tipo de platos, desde las clásicas recetas de verduras y pescados al vapor a carnes, pollo, pizzas y repostería, ya que este tipo de hornos aportan las ventajas de la cocina de horno tradicional combinadas con las de la cocina al vapor que, como ya hemos podido ver, conserva mejor la humedad del alimento. De esta forma se obtendrán unas carnes mucho más jugosas y tiernas y unas masas más esponjosas (ideales para realizar tu repostería más especial)

Otra gran ventaja de este tipo de horno es la gran sencillez de su limpieza y que, al optimizarse el proceso de cocinado, se acorta el tiempo de cocción, lo que también se traduce en un importante ahorro de energía.

Como puedes ver, cocinar con hornos de vapor aporta grandes ventajas que fundamentalmente se traducirán en una cocina más rápida, creativa, sabrosa y fundamentalmente saludable.

Scroll al inicio