La mejor dieta para combatir la diarrea en adultos

No hay duda de que uno de los síntomas más molestos durante una infección vírica es la diarrea. Se trata del aumento de la frecuencia en las deposiciones, que generalmente se producen en forma muy líquida y en gran cantidad. Es, por tanto, una alteración de la frecuencia, la fluidez o el volumen de las deposiciones. Las causas más frecuentes que pueden desencadenar una diarrea son haber ingerido algún alimento en mal estado, una infección vírica, el efecto secundario de algún medicamento o el estrés.

Normalmente la diarrea apenas dura uno o dos días. Si se prolonga en el tiempo, la recomendación es que consultes a tu médico, pues podría estar revelando algún otro problema. Ahora bien, para las diarreas más frecuentes, de unos pocos días de duración, hay una serie de consejos que pueden ayudarte. Por ejemplo, podemos realizar una dieta contra la diarrea en adultos que te ayudará a regular tu tránsito intestinal.

Beber mucho y reducir la ingesta de fibras y grasas

La principal pauta de alimentación cuando se sufre diarrea es ingerir una gran cantidad de líquido. La razón es que la diarrea es, en realidad, el resultado de una alteración en el transporte de líquidos a través del intestino. Cuando tenemos diarrea perdemos cantidades importantes de agua. Más aún, se además sufrimos vómitos o fiebre. Sufrimos, por tanto, una deshidratación, que puede ser especialmente importante en los niños pequeños y ancianos.

dieta-diarrea

Por este motivo, resulta fundamental garantizar que ingerimos los suficientes líquidos y sales minerales para reponer lo que estamos perdiendo. Se trata de aportar agua y nutrientes al organismo, para cortar la diarrea y ayudar a desinflamar el tracto gastrointestinal. A partir de esta recomendación general, podemos fijar unas pautas básicas de la dieta recomendable para cuando sufrimos diarrea. Estas pautas se basan en ingerir mucho líquido y en procurar el reposo del tracto digestivo evitando alimentos que pueden provocar irritación.

A continuación, las bebidas y alimentos recomendables, y aquellos que deberías tratar de evitar:

  • Las bebidas recomendadas son agua, zumos, bebidas isotónicas o la popular agua alcalina, que es agua con un PH superior al habitual, preparada con bicarbonato y un poco de limón. También viene bien tomar infusiones y caldos, o un suero casero que incluya un par de cucharadas de azúcar, una pizca de sal, bicarbonato y algo de limón. Lo recomendable es beber entre uno y dos litros diarios, suficiente para asegurarnos de que reponemos los líquidos que estamos perdiendo. Se debe beber a pequeños sorbos y lentamente, espaciando la ingesta (máximo de un vaso cada 15 minutos) para favorecer su asimilación. Por el contrario, debes evitar bebidas alcohólicas y bebidas gaseosas.
  • Si puedes comer, conviene ingerir yogures y evitar cualquier otro lácteo.
  • Otra buena opción son las féculas cocidas con una pizca de sal. Las patatas, el arroz o la pasta blanca son recomendables. En cambio, las legumbres o la pasta integral no son buenas opciones.
  • La carne blanca. Es decir, pollo, pavo o jamón cocido. También pescados blancos.
  • Es mejor el pan blanco que el pan integral.
  • En cuanto a frutas, son recomendables el plátano, la manzana o el membrillo, no el resto. Mucho menos frutos secos o el chocolate.
  • Y en cuanto a grasas, sólo aceite de oliva y en muy pequeña cantidad.

En definitiva, se trata de ingerir mucho líquido y reducir la ingesta de fibras (común en los vegetales) y las grasas, presentes sobre todo en los alimentos de origen animal. Poco a poco podrás ir incorporando alimentos y cuando recuperes totalmente el apetito, estarás como nuevo.

Por último, recuerda que en la farmacia puedes encontrar medicamentos probióticos, aprobados por la AEMPS, como por ejemplo, Ultra Levura. Estos te ayudarán a regenerar la flora intestinal, facilitando el reequilibrio del ecosistema intestinal alterado debido a la diarrea. 

Scroll al inicio