Diferentes formas de acumular grasa en el organismo.

Diferentes formas de acumular grasa en el organismo.

Natalia López Bueno.

Nuestro cuerpo está preparado para sobrevivir en situaciones adversas. A través de siglos y siglos de evolución, la humanidad se ha encontrado ante épocas de abundancia y otras de gran escasez y dificultad. Por ello, la naturaleza evolucionó para que, en épocas de bonanza, “ahorráramos” combustible para esas otras épocas de hambruna.

Ya hemos comentado en anteriores ocasiones como la forma de acumular grasa corporal de hombres y mujeres  es diferente. Los hombres suelen acumular grasa en la zona abdominal, mientras que las mujeres suelen acumularla en la cintura, cadera, glúteos y muslos; pero además de esta distribución característica de cada sexo, existe otra forma de acumulación de grasa que no depende de si se es hombre o mujer.

Principales formas de acumular grasa en el organismo:

–       Bajo la piel de forma superficial: Es la temida celulitis. Esta capa de grasa sirve fundamentalmente como aislante térmico y se extiende por toda la piel, aunque es más característica de algunas zonas críticas, como glúteos, muslos y cara interna de los brazos. Es más visible en las mujeres y está muy influenciada por nuestros hábitos de vida. La buena noticia es que, si bien es difícil de eliminar por completo, sí que mejora bastante con una alimentación saludable y deporte. Otra buena noticia es que es la menos perniciosa para nuestra salud.

diferentes-formas-de-acumular-grasa-en-el-organismo
Diferentes formas de acumular grasa en el organismo

–       Entre la piel y el músculo: Conocida como “michelines” o “rollitos”. Esta capa suele estar principalmente influenciada por nuestra genética y no tanto por nuestra alimentación o nuestra actividad física; es decir, aunque no tengamos sobrepeso puede que tengamos tendencia a acumular grasa en forma de rollitos o michelines en determinadas zonas de nuestro cuerpo (generalmente en abdomen, cintura y parte baja de la espalda). La función de esta grasa es de reserva energética y nuestro cuerpo acumulará lo primero que le sobre en esa zona y de esa zona será del último sitio que salga. Por ello habrá que armarse de paciencia y seguir un plan dietético estricto y un programa de ejercicios e incluso de tratamientos localizados para eliminarla.

–       Alrededor de las vísceras: también se puede acumular grasa  alrededor de los órganos del cuerpo. Esta grasa es la más peligrosa, es de predominio abdominal y comprime cada órgano en una cápsula grasa. Es la que incrementa el riesgo cardiovascular, de diabetes y empeora el pronóstico de cualquier procedimiento quirúrgico al que haya que someterse. En este caso adelgazar se convierte en una prioridad, no tanto por un tema estético como por un tema de salud.

Estas son las diferentes formas en que se puede acumular grasa en nuestro organismo, así que si de perder grasa se trata, recuerda que la mejor forma de hacerlo será poco a poco, ya que igual que no ganamos todas nuestras reservas en dos días, no podremos perderlas demasiado rápido. Tampoco conviene olvidar que el cuerpo de cada uno es como es y debemos aspirar a estar lo más sanos (y mejor) posible pero sin perder la objetividad y el realismo.

Scroll al inicio