Alimentos que siempre deberías tener en casa

Es muy común tener momentos de hambre o ganas de comer y si no tenemos nada saludable a nuestro alcance, podemos acabar recurriendo a productos nada recomendables para consumo habitual como patatas fritas, bollería o embutidos grasos. Para estos momentos es bueno tener siempre en casa ciertos alimentos que pueden calmarnos el hambre a lo largo del día e incluso que pueden servirnos como complementos rápidos y fáciles de preparar para comidas o cenas.

En este artículo veremos de mano de Ana Núñez, dietista-nutricionista de MenuDiet, una serie de alimentos que siempre deberían estar presentes en tu despensa o en tu frigorífico:

alimentos-en-casa

Ideas de snacks saludables

Frutos secos

Los frutos secos son una muy buena opción. Eso sí, al comprarlos fíjate en su etiquetado y asegúrate de que no lleven sal ni azúcar añadidas, ya que es bastante común y dejarían de ser tan saludables. Elige los que más te gusten: nueces, almendras, anacardos, avellanas, pistachos. A pesar de que probablemente hayas oído que son muy calóricos, se trata de alimentos con alto poder saciante, lo que desplaza el consumo de otros menos recomendables y hace que también resulten útiles en dietas de control o pérdida de peso, además de presentar beneficios para la salud cardiovascular.

Yogures y cereales

Una pareja saciante y saludable es la que forman los yogures y los cereales, siempre que vigilemos la calidad de ambos. La mejor opción para nuestro yogur es que sea natural, sin azucarar ni edulcorar (si optas por un yogur vegetal, elígelo sin sabor y lo menos azucarado posible) y, en el caso de los cereales, mejor si son integrales y sin chocolate ni frutas azucaradas (lo mejor es que optemos por los copos simples de algún cereal, por ejemplo, avena, trigo o espelta). Después podemos añadirle nosotros una onza de chocolate negro y una pieza de fruta si queremos que tenga todavía más sabor.

Garbanzos

Si prefieres algo un poco más elaborado, sin dejar de ser una opción rápida y sencilla, puedes meter unos garbanzos en el horno especiados como más te gusten (por ejemplo, puedes ponerles pimentón dulce o comino o ajo en polvo y curry) y guardarlos una vez se hayan enfriado en un recipiente hermético. Así tendrás un snack para picar en casa en cualquier momento.

Fruta

No nos olvidemos de la fruta. Una pieza de fruta entera nunca puede faltar en casa, es lo más sencillo, algunas ni siquiera hay que pelarlas así que no te quitarán tiempo ni requieren esfuerzo.

Pan integral

También puedes elegir un buen pan integral y preparar una tostada con aguacate, aceite de oliva y tomate, hummus y pimentón o tomate, rúcula o espinacas y aceite de oliva, hay muchas opciones.

complementos-cenas-comidas

Complementos para comidas o cenas

Si algunas comidas o cenas te dejan con hambre o no son todo lo completas que deberían, les puedes añadir ciertos alimentos que complementen esa ingesta:

  • La verdura nunca puede faltar en casa, ya sea fresca o congelada. Puedes hacer una ensalada de verduras en menos de 5 minutos o cocer algo de verdura congelada en poco tiempo, nos ayudarán a estar más saciados. Recuerda que siempre debe haber una ración de verdura en comida y otra en cena, intentemos no descuidar su consumo.
  • En la despensa siempre podemos tener pasta y arroz integrales y otros cereales como quinoa, trigo sarraceno o bulgur, que no necesitan remojo y nos pueden complementar una comida a base de verdura y carne o pescado, por ejemplo, o se los podemos añadir a sopas para hacerlos un poco más saciantes.
  • Siempre podemos recurrir a la fruta como postre o añadirla a ensaladas para obtener un punto extra de fibra y saciedad.
  • Un huevo cocido, pasado por agua o a la plancha es un alimento de muy buena calidad que podemos añadir a nuestras verduras, por ejemplo, para hacer un plato más completo. Si seguimos una dieta vegana, siempre podemos tener un poco de tofu o tempeh en casa para hacerlo rápidamente a la plancha y añadirlo a nuestros platos de verdura.

Como puedes ver, se trata simplemente de tener comida sana siempre disponibles en casa, ya sea en la nevera o en la despensa, e incluso en el congelador, para poder utilizarlas en momentos de hambre o para hacer nuestras comidas más completas.

Scroll al inicio