Alimentos light y raciones. Consejos para que la dieta funcione

Alimentos light y raciones. Consejos para que la dieta funcione

Cuando hacemos dieta queremos quitarnos rápidamente esos kilos de más. Debemos tener paciencia porque para conseguir unos resultados duraderos, lo mejor, es ir poco a poco, así evitaremos el indeseado efecto yo-yo.

Pero si llevas tiempo siguiendo un régimen y crees que te encuentras “atascado” en la báscula, deberás revisar si no es posible que estés cometiendo sin darte cuenta algunos errores.

Cuando se hace dieta, un error frecuente es el que se refiere a los alimentos light.

Es normal que sustituyamos algunos alimentos por su versión light. Esto es útil, por ejemplo, en el caso de los lácteos. Los lácteos son alimentos imprescindibles en nuestra alimentación que debemos seguir tomando aunque estemos siguiendo un régimen, ya que, son una gran fuente de proteínas y calcio; por tanto, es normal durante una dieta cambiar la leche entera por leche desnatada, los yogures enteros por desnatados y el queso curado por queso fresco. El problema aparece cuando creemos que todos los productos light son productos realmente sin calorías e incluso ¡que adelgazan!

consejos-para-que-la-dieta-funcione-productos-light-raciones
Consejos para que la dieta funcione. Productos light. Raciones

Debemos aclarar que los alimentos light no adelgazan (conocí el caso de una mujer que después de comer se tomaba dos barritas de chocolate sustitutivas de comida porque creía que adelgazaban. Evidentemente comprobó que no era así, ya que la pobre, al final, comía dos veces).

Los alimentos light tienen menos calorías que su versión original, pero si es la versión light del chocolate o de la mayonesa, aportarán también calorías que debemos tener en cuenta.

No se trata de prohibirnos todo, pero se trata de comer con cabeza y no abusar de estos productos creyendo que nos van a ayudar a adelgazar.

alimentos-light-raciones
Alimentos light. Raciones

Otro posible fallo que se puede cometer es el referente al tamaño de las raciones. Tras un tiempo a dieta suele ser frecuente que nos relajemos y seamos más generosos con el tamaño de nuestra ración en el plato. Si es así, lo mejor es continuar con la ración indicada y compensar el posible hambre con una pieza de fruta antes de comer, así también disminuiremos la ansiedad que nos puede llevar a comer más cantidad de la que realmente necesitamos.

Si cuidamos estos pequeños detalles, es posible que veamos antes compensados nuestros esfuerzos.

Por: Salud Delgado Fuentes

Scroll al inicio