El chip hormonal rejuvenece, según el doctor Manuel de la Peña

/COMUNICAE/

A partir de los 40 años, tanto los hombres como las mujeres, sufren una disminución gradual de la producción de hormonas, dando lugar a lo que se conoce como andropausia en los hombres, que es el equivalente a la menopausia femenina. Este fenómeno suele ir acompañado de múltiples síntomas


En este tipo de situaciones, el doctor Manuel de la Peña, director de la Cátedra del Corazón y Longevidad y presidente del Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social sugiere el reemplazo hormonal con un implante tipo "pellet", conocido popularmente como "chip sexual o de la juventud".

El pellet es un poco mayor que un grano de arroz y contiene una macroconcentración de hormonas. Se coloca, mediante una pequeña incisión a nivel profundo en el glúteo o en algún lugar con tejido adiposo. Se realiza de forma ambulatoria con anestesia local. El pellet libera la hormona elegida (testosterona, estradiol, etc.) de forma sostenida, lineal y similar a como trabajan el testículo y el ovario. Teniendo en cuenta los análisis de los niveles hormonales, la sintomatología y otros factores, como el peso y la altura de la persona, se decide la cantidad y el tipo de hormonas que conforman el pellet, cuya elaboración se encarga a una farmacia especializada en fórmulas magistrales, señala el profesor de la Peña.

La dosis de hormonas en cada implante es específica para cada persona y debe ser prescrita por un médico especialista tras realizar un análisis de los niveles hormonales que determine la carencia y la necesidad de suplementarla. La liberación de las hormonas dura alrededor de 5-6 meses y una vez consumida la dosis hay que volver a colocar un nuevo implante.

Entre los beneficios, tanto para hombres como mujeres, se encuentra el de estimular el deseo sexual, y la energía en el quehacer cotidiano". De hecho, mejora el rendimiento sexual cuando la causa de la falta de libido depende de los niveles hormonales, aumenta el nivel de energía diaria y vitalidad, mejora el sueño, el estado de ánimo, la memoria y la concentración. Ayuda en el descenso de peso eliminando y redistribuyendo la grasa corporal, mejora los niveles de colesterol, aumenta la masa muscular y protege la función cardiovascular.

De la Peña finaliza afirmando que hay controversias científicas sobre los beneficios y riesgos y que, por tanto, no está indicado en personas con sospecha de cáncer, se debe descartar si hay indicio de tumores o receptores hormonales positivos. Por eso es importante realizar previamente una analítica completa y pruebas de imagen, como ecografías, y es esencial estar monitorizados por un especialista. Estas terapias de reemplazo hormonal ya se están realizando, tanto en mujeres como en hombres, en algunos países.

El profesor De la Peña es académico, profesor de cardiología, Cum Laude en medicina y escritor. Ha sido galardonado con la Insignia de Oro de la Asociación de Pacientes Coronarios (APACOR) y con la Medalla de Bronce de la Sociedad de Estudios Internacionales (SEI).

El Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social, es una institución independiente, donde han participado Premios Nobel, ministros de distintos signos políticos y diputados del Parlamento Europeo, entre otros.

Fuente Comunicae

Scroll al inicio