Icono del sitio ComeConSalud

¿Qué son los alimentos funcionales?

que-son-los-alimentos-funcionales

que-son-los-alimentos-funcionales

¿Qué son los alimentos funcionales?

En nuestra sociedad, donde existe una preocupación creciente por el mantenimiento de la salud y la prevención de la enfermedad, la nutrición ha cobrado una especial importancia. Por ello, han aparecido los llamados “alimentos funcionales”, pero ¿qué queremos decir cuando hablamos de “alimentos funcionales”?

Un alimento se considera funcional cuando posee determinadas sustancias cuyo consumo, dentro del marco de una dieta variada y equilibrada, contribuye a proteger y mejorar la salud.

Según esta definición dentro del grupo de alimentos funcionales, podremos encontrar tanto alimentos no modificados por el hombre, que posean de forma natural alguna sustancia beneficiosa para la salud (ácidos grasos Omega 3, fibra, minerales, vitaminas, fitoesteroles, antioxidantes….) como alimentos modificados y enriquecidos con alguna de estas sustancias. También se encuentran entre los considerados como alimentos funcionales los probióticos  (el yogur, que posee bacterias vivas que benefician al aparato digestivo y al sistema inmunológico)

¿qué son los alimentos funcionales?

Los principales alimentos funcionales:

–       Leches modificadas: Leche sin lactosa, leche baja en grasa, leche enriquecida con vitaminas y/o minerales, leche enriquecida con Omega 3, leche desnatada enriquecida con fibra, leche enriquecida con jalea real.

–       Quesos, yogures y otros productos lácteos bajos en grasa.

–       Yogures probióticos.

–       Yogures con fitoesteroles.

–       Zumos enriquecidos con vitaminas, minerales y antioxidantes.

–       Bebidas isotónicas para deportistas. Ver: bebidas isotónicas

–       Huevos enriquecidos con DHA

–       Cereales integrales ricos en fibra.

–       Cereales enriquecidos con vitaminas y minerales.

–       Barritas energéticas.

–       Fiambres bajos en grasa.

–       Fiambres bajos en sal.

–       Grasas: margarina enriquecida, margarina con Omega 3, nata líquida baja en calorías.

–       Sal yodada.

–       Productos bajos en calorías: chocolate o cacao bajo en calorías, mermeladas light, yogures light…

–       Productos destinados a ser sustitutivos de una comida durante las dietas de adelgazamiento: sándwiches sustitutivos, barritas sustitutivas, batidos, natillas….

–       Alimentos funcionales considerados así de manera natural, ya que se han comprobado sus efectos beneficiosos para la salud (aceite de oliva, pescado azul, frutos secos, fruta, verdura, legumbres…)

Nuestro consejo es aprovecharnos de los beneficios de una alimentación equilibrada y no olvidarnos de leer siempre el etiquetado de todos aquellos productos que se publicitan como funcionales.

Tampoco deberemos olvidar que no son la panacea y que no debemos dejar de lado otros hábitos de vida saludables por el hecho de consumir estos productos.

Salir de la versión móvil