Efectos adversos de la espirulina

Efectos adversos de la espirulina

La espirulina un excelente suplemento dietético con múltiples beneficios para nuestra salud, pero aun teniendo grandes propiedades que nos benefician, también posee varios efectos adversos, de los cuales hablaremos en este artículo.

La espirulina es un excelente aporte en nuestra alimentación por su alto contenido en proteínas y la podemos encontrar en presentación de tabletas o también en polvo. La espirulina la puede tomar casi cualquier persona con una dosis recomendada que va de 3 a 4 gramos, repartidos entre las comidas.

En contra de lo que algunos creen, la espirulina es un alimento y no un medicamento. El consumo de espirulina en las dosis recomendadas no acarrea ningún efecto indeseable grave, pero si no cumplimos con las dosis que nos recomiendan entonces sí pueden surgir diferentes efectos adversos. A continuación veremos algunos de ellos.

Efectos adversos del consumo excesivo de espirulina

efectos-adversos-espirulina
Efectos adversos de la espirulina19

1. Sed y estreñimiento. La espirulina puede causar sed o en algunos casos estreñimiento o ambas, por lo que se recomienda tomar medio litro de agua más cuando tomamos Esto ayudará a nuestro cuerpo a absorberla de una forma mucho más adecuada y fisiológica.

2. Puede causar fiebre. La fiebre se puede presentar tras el consumo de espirulina por la necesidad del cuerpo de quemar la cantidad de proteína extra del alga que hemos ingerido, cuando superamos los niveles recomendables de ingesta de este producto.

3. Mareos. Si el consumo de espirulina te produce mareo, lo primero que debes hacer es disminuir su dosis, pero si los síntomas no disminuyen entonces debes visitar a tu médico y suspender la espirulina.

4. La espirulina, además de los efectos adversos ya mencionados, también puede ocasionar picazón o erupción cutánea.

Recuerda, la espirulina es una gran joya que la naturaleza nos ofrece, con grandes beneficios para nuestra salud. Sin embargo, debemos consumirla con moderación y a las dosis recomendadas. Si en cualquier caso presentas algún efecto adverso que no desaparece lo mejor es suspender la espirulina y consultar a tu médico para que sea él quien te evalúe y te diga si puedes seguir tomándola o no.

Ver: Beneficios de la espirulina

Scroll al inicio