Icono del sitio ComeConSalud

Dieta Equilibrada

¿Qué es una dieta equilibrada? Definición

Una dieta equilibrada es aquella que contiene productos de los principales grupos alimenticios en las proporciones correctas, para garantizar el suministro de nutrientes esenciales que permiten mantener en buen estado a las células, tejidos y órganos, garantizando su buen funcionamiento. Una dieta sana y equilibrada es la mejor ayuda para adelgazar de forma correcta, saludable y mantenida en el tiempo.

Para que una dieta sea equilibrada, debe estar compuesta por la cantidad correcta de calorías para mantener un peso saludable; debe incluir la menor cantidad posible de productos alimenticios industrializados. Pero, incluso si consideramos que cada persona es diferente en cuanto a requerimientos nutricionales, una dieta equilibrada precisa que estén cubiertos todos los grupos alimentares y ser baja en nutrientes no deseables (o “menos deseables”) como sodio, grasas saturadas y azúcar.

Ver también: Qué es una Dieta Balanceada

Reglas básicas para lograr una dieta equilibrada y saludable

Lo primero que se debe tener en cuenta es que es muy importante ingerir por lo menos 3 comidas al día (muchos expertos aconsejan incluso 5), no saltarse nunca el desayuno y hacer meriendas saludables entre comidas.

Cada comida debe estar compuesta por una amplia variedad de alimentos de cada grupo y con porciones de tamaño moderado, con la finalidad de controlar la ingesta calórica. Se debe limitar (o eliminar) el consumo de alcohol y de grasas saturadas y trans, colesterol, azúcar adicional y sal de mesa.

¿Cómo debe ser una dieta equilibrada?

¿Cuáles deben ser los componentes de una dieta equilibrada?

Una dieta equilibrada y saludable debe contener los siguientes grupos de alimentos:

Dieta equilibrada. Lácteos con frutas y cereales

Productos lácteos

La mayoría de los productos lácteos tiene elevadas cantidades de grasas saturadas, por lo cual se deben escoger de preferencia aquellos que son semidescremados o descremados (semidesnatados o desnatados).

Los lácteos (leche, quesos, yogurt)  proporcionan proteínas, vitamina D  y calcio para la salud ósea. Las personas que no consumen productos lácteos necesitan consumir sustitutos de soja (soya) o leches como la de castañas (o de almendras) y suplementos de calcio.

Proteínas

En este grupo se incluyen carne magra y de aves (sin piel), pescados, leguminosas (frijoles, lentejas, arvejas), huevos, etc. Los métodos de preparación de estos alimentos deben considerar el uso de pocas cantidades de aceite, por lo cual lo ideal es la cocción a la plancha, al vapor y al horno. Se deben evitar carnes procesadas como los embutidos y hamburguesas congeladas, puesto que estas poseen altos niveles de grasa y de sodio.

Frutas

Las frutas son muy nutritivas por ser libres de grasas, bajas en calorías y con alto contenido en fibras. Es importante incluir la mayor variedad posible de frutas en la dieta diaria para garantizar el buen suministro de vitaminas y minerales.

Vegetales

Al ser productos con bajo contenido calórico y gran cantidad de vitaminas y minerales, los vegetales no deben faltar en la dieta diaria. Son, además, una muy buena opción para obtener la sensación de saciedad y evitar comer en exceso otro tipo de alimentos.

Por cierto, los vegetarianos también pueden lograr una dieta equilibrada. Lee este artículo y descubre cómo: Dieta vegetariana. Menú ejemplo de dieta ovo-lacto-vegetariana equilibrada

Dieta equilibrada. Granos. Cereales

Granos

Los granos constituyen el grupo que representa la mayor fuente de carbohidratos en una dieta equilibrada; incluye pan, cereales, pastas y arroz. Las opciones integrales son las más ricas en fibras y vitaminas del complejo B.

Grasas

Nuestro organismo necesita grasas en la dieta diaria para su buen funcionamiento. Sin embargo, es necesario que estas sean del tipo correcto ya que, por ejemplo, las grasas saturadas o trans no son saludables y deben ser evitadas. Lo ideal es que sean sustituidas por las grasas vegetales, como el aceite de oliva, girasol o canola. También se debe tener en cuenta las cantidades a ser utilizadas, que deben ser mínimas puesto que aportan elevadas cantidades de calorías.

Finalmente es bueno señalar que las golosinas no traen ningún tipo de beneficio desde el punto de vista nutricional, por lo cual no son necesarias en una dieta equilibrada.

Si tienes interés en ver (y seguir) un ejemplo de menú de dieta equilibrada, te aconsejo el siguiente artículo: Menú de dieta equilibrada. Ejemplo

Es muy interesante programar tu dieta de forma semanal (más que diaria).

Además, puedes profundizar en la información sobre las dietas equilibradas con el video: DIETA EQUILIBRADA. CONSEJOS

¿Consideras que tu dieta es equilibrada? ¿Qué te ha parecido el artículo? Te invito e enviarnos tus opiniones mediante el buzón o el formulario de comentarios.

Salir de la versión móvil