Agujetas. Prevención y remedio

Prevención y remedio para las agujetas

Javier Fuertes Sánchez

El dolor de las agujetas aunque no es grave, sí es muy molesto y puede provocar que pasemos unos cuantos días casi sin poder movernos. He visto casos de personas que tras un primer día entrenando no han podido volver al gimnasio en una semana. Una mujer me contó que durante esa semana no había venido porque era incapaz de moverse: no podía ni subir ni bajar escaleras sin sufrir un auténtico calvario, no podía sentarse con normalidad (de entrar y salir del coche ni hablamos) y que cuando se estiraba en la cama dormida, le despertaba el dolor.

Lo mejor es evitar que aparezcan. Para ello deberemos seguir unas cuantas recomendaciones:

–       No iniciemos un nuevo entrenamiento como si lleváramos haciéndolo toda la vida. El ejercicio debe aumentarse de forma progresiva dependiendo de nuestra capacidad y forma física.

–       No comenzaremos a realizar el entrenamiento sin calentar previamente.

prevencion-y-solucion-de-las-agujetas
Prevencion y solución de las agujetas

–       Deberemos mantenernos bien hidratados mientras realizamos nuestro entrenamiento. Para ello podremos beber agua o una bebida isotónica (si el entrenamiento es más intenso).

–       Comer frutos secos antes y durante el entrenamiento puede ayudarnos a evitar daño muscular ya que aportan minerales (como por ejemplo calcio).

–       Finalizaremos el entrenamiento realizando ejercicios de estiramiento.

Si a pesar de todo esto las agujetas hacen su aparición, el tratamiento será destinado a reducir las molestias ya que, desgraciadamente, no existe ningún remedio milagroso (olvida el agua con azúcar, eso nunca funcionó).

Algunos remedios que pueden aliviar los síntomas son:

–       Realiza estiramientos suaves.

–       Aplica frío local, bien con hielo o con un criogel.

agujetas-prevencion-y-solucion
Agujetas. Prevención y solución

–       Date un masaje en el músculo afectado con una crema que sea antiinflamatoria.

–       Bebe mucha agua.

–       Puedes tomar antiinflamatorios del tipo Ibuprofeno (u otro que te indique tu médico).

–       Intenta moverte a pesar del dolor. Al llegar más sangre a la zona afectada, esta se recuperará antes.

Scroll al inicio